Aprender a cómo hacer salsa césar para ensaladas es fundamental en esta época del año, donde nuestra alimentación se basa en este tipo de comidas.

Ahora que llega el verano y suben las temperaturas las ensaladas vuelven a recuperar el protagonismo en las mesas por derecho propio. Son ligeras, frescas, sabrosas y admiten un sinfín de combinaciones capaces de convencer a los paladares más exigentes.

Además de prepararse de forma rápida y sencilla, son un valioso aporte de vitaminas en nuestra dieta. Es el momento de probar recetas y combinaciones diferentes. Y si hay una salsa que triunfa en las ensaladas es la salsa césar.

¿Quieres saber cómo hacer salsa césar para ensaladas?

Te va costar menos preparar una salsa césar que averiguar la verdad sobre su historia. Esta salsa está muy ligada a un tipo de ensalada, la ensalada césar.  Pero como ocurre en muchos casos, varios cocineros se disputan su autoría de esta receta.

Parece ser que el inventor fue Remigio Murgia, chef del Restaurante Cardini. Aunque el nombre que le dio la fama fue el de su dueño, el también cocinero, Cesare Cardini.

En su forma original, esta rica ensalada era preparada al momento delante del comensal y servida en un extremo de la mesa. Al menos eso es lo que cuenta la hija de este inmigrante italiano que operaba en restaurantes de México y Estados Unidos.

Según ella, la idea surgió durante las grandes celebraciones de un 4 de julio, allá por el año 1924. Las existencias se agotaron y Cardini salió del paso con esta sencilla creación en la que la salsa adquiere todo el protagonismo.

Un toque de dramatismo a la italiana y una presentación enérgica a la vista del comensal, han contribuido a la difusión de esta anécdota que ha pasado a formar parte de la historia de la gastronomía.

¿Qué es la ensalada César? ¿Cómo hacer salsa césar para ensaladas? Una ensalada César es una ensalada de lechuga romana y croûtons, o trozos de pan tostado, aderezada con una salsa hecha a base de jugo de limón, aceite de oliva, huevo, salsa Worcestershire, anchoas, ajo, mostaza de Dijon, queso parmesano y pimienta negra.

Como puede verse, la ensalada César en su receta original no contiene pollo, aunque en su versión más conocida y popular, es uno de los ingredientes principales.

Esto es todo todo lo que necesitas saber para preparar una ensalada césar de una manera rápida y fácil. Ya verás cómo lo más complicado es el cómo hacer la salsa césar para ensaladas, pero en pocos minutos la tendrás sobre tu mesa lista para disfrutar.

Ingredientes para hacer salsa césar para ensaladas

  • Hojas de lechugas a tu gusto, preferentemente romana o iceberg
  • Una rebanada de pan del día anterior. Puedes comprar picatostes pero el resultado no es el mismo.
  • Un filete de pollo a la plancha o restos de pollo asado.
  • Queso rallado al gusto.

-Para la salsa César

  • 1 huevo.
  • 50 ml de aceite de girasol o de oliva (según si os gusta el resultado más suave o más potente).
  • 4 anchoas en salazón.
  • 1 cucharadita de postre de salsa Perrins.
  • 1/2 cucharadita de postre de vinagre de manzana.
  • 1 cucharadita de mostaza antigua.
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón.
  • 50 gr de queso parmesano rallado.
  • Pimienta negra recién molida al gusto.

Introduce los ingredientes de la salsa en el vaso de la batidora y bátelo todo bien hasta que tenga un aspecto homogéneo. También puedes hacerlo a mano en un bol. Te llevará más tiempo, pero se puede conseguir un resultado muy interesante y cremoso.

Si te ha quedado demasiado espesa siempre puedes añadir una cucharadita de agua para aligerarla. Pruébala por si hay que rectificarla de sal, aunque en principio las anchoas y la salsa Perrins aportan bastante intensidad. Reserva la salsa temperatura ambiente.

Para conseguir un pan crujiente, trocea el pan en cuadrados pequeños y tuéstalos en el horno o en una sartén después de rociarlos con un poco de aceite de oliva y pimienta negra.

Corta las pechugas que habrás asado previamente en tiritas finas y monta tu ensalada. Coloca la lechuga en los platos o boles elegidos para presentarla, y añade por encima el pollo, el pan tostado y la salsa, y ralla por encima queso parmesano al gusto. ¡Lista!

Un consejo final: sírvela recién hecha, ya que sobre todo la lechuga y el pan pierden textura cuando se humedecen con la salsa. También puedes poner una salsera en el centro de la mesa para que cada comensal añada la cantidad a su gusto.

Ahora que ya sabes cómo hacer la salsa césar para ensaladas aprovecha para darle un toque especial a tus ensaladas. ¡Y disfruta!

Tareca, vending que te hace feliz

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies