Alrededor de 20 millones de personas consumen vending en España. Un mercado que no pasa desapercibido para la industria de la publicidad ni para las marcas. Y más en la actualidad donde las tendencias pasan por soluciones que permitan personalizar las campañas y la interacción con el consumidor. Y en eso el vending puede ser un canal de comunicación perfecto.

Podemos ver ejemplos por todas partes. Desde los que tienen un formato más clásico, por ejemplo aprovechando las pantallas de gran formato de las máquinas de vending para poner vídeos publicitarios de 10-20 segundos de una empresa, hasta los formatos más modernos donde la interacción y la personalización son claves.

Un ejemplo de esta tendencia es la máquina de vending desarrollada por la empresa australiana Powder Room Interactive Medias’s, experta en medios interactivos. La idea surgió porque la empresa sabía que las marcas quieren establecer una conexión más cercana y específica con los consumidores fuera del hogar. También habían percibido que los consumidores no son tan receptivos si no interactúan.

Uniendo ambas tendencias, crearon esta máquina con grandes pantallas táctiles, vinculadas a medios sociales que permite a los consumidores chatear en directo con las marcas y comprar o probar sus productos. Con la ventaja de que son los clientes los que solicitan la prueba y no al revés y además obtienen los productos en tiempo real. Y además las marcas obtienen información de consumo instantánea y muy valiosa.

La tecnología es clave para lograr que estas nuevas campañas publicitarias triunfen en el vending. Las iniciativas para incrementar la interactividad, establecer una comunicación directa y personalizar las ofertas están basadas en unos software potentes. Por ejemplo la empresa española Beabloo ha diseñado unas aplicaciones que permiten establecer una red de publicidad que varia en función de factores como la hora del día o el clima o si es hombre o mujer. Así se pueden emitir anuncios adaptados a quién está mirando y potenciar la interactividad con los consumidores para conocerlos mejor y mejorar su experiencia.

Otro ejemplo son las máquinas de vending con pantallas digitales y de gran formato que te animan a participar en juegos y dinámicas experienciales. Esto da acceso a promociones y premios para el consumidor y a la vez permite a las máquina interactuar con ellos.

Y es que el vending es una de las mejores maneras de acercarse al consumidor. Y existen numerosas campañas publicitarias que pueden dar fe de ello. Campañas que han utilizado las máquinas de vending para transmitir mensajes, generar experiencias y acercarse a los clientes. Coca Cola ha sido una de las que más ha utilizado este sistema: máquinas de baile, el reto James Bond, la máquina de la felicidad, de la amistad, de los abrazos, del amor o de la Navidad… por citar alguna de sus campañas, que han sido muy bien acogidas y muy virales.

Además el vending no se queda solo como un simple canal de comunicación, sino que también se beneficia de esa relación con la publicidad. Las ventas se impulsan, mejora su rentabilidad y además se crea una fidelización del consumidor, ya que se le ofrece un valor añadido. No solo le estás dando el producto que quería, sino también una experiencia atractiva y divertida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies