Los Millenials son los jóvenes nacidos entre 1982 y 2004, una generación que suma ocho millones de personas en España y que suele ser definida entre otras cosas como crítica, exigente, ecológica digital y participativa.

A la hora de consumir, lo hacen de manera diferente a las generaciones anteriores. Según un estudio de Goldman Sachs valoran elementos como la gratificación instantánea, las experiencias compartidas,que las marcas innoven, incluyendo las nuevas tecnologías en sus productos y servicios y que operen de manera sostenible. Y siempre manteniendo una mirada crítica sobre el producto o la marca, lo que le lleva a informarse de forma activa.

Atraer este perfil de consumidor es fundamental para el vending. Pero para ello hay que apostar por la tecnología, buscar nuevos productos y cumplir con sus exigencias de sostenibilidad y calidad.

En el caso de la tecnología, hay que tener en cuenta que son nativos digitales. Están acostumbrados a utilizar los ordenadores, smartphones y tablets y eso se refleja en su forma de vida. Además, el concepto de tecnología está asociado al concepto de comodidad. Ambos son factores que los Millenials tienen muy en cuenta. Esa comodidad se traduce en el Smart Vending. Dispositivos interconectados que permitan la interacción con del consumidor con la máquina de vending y la personalización de ofertas y descuentos. O la modernización de los sistemas de pago electrónicos, con tarjeta o vía Smartphone, que facilite el proceso de compra.

Por lo que respecta a los productos que demandan los Millenials hay que tener en cuenta varios factores:

Alimentos saludables. Prefieren encontrar frutas, zumos, ensaladas, sándwiches vegetales o comida más o menos preparada. Todo sano y natural, acorde con su estilo de vida.

Productos ‘on the go’. Son aquellos productos que puedes consumir mientras haces algo más o vas de un sitio a otro. Además deben ser de tamaño pequeño, fáciles de transportar y en envases que mantengan la temperatura más tiempo.

Calidad. No les importan tanto las marcas como la calidad del producto. Un ejemplo muy claro lo encontramos en el café, el producto favorito de los millenials. Al acercarse a una máquina de vending de café buscan la variedad en la oferta y la calidad del producto por encima de todo. Y, además, no les importa pagar un poco más por un café de comercio justo por ejemplo.

Nuevos productos. Una manera de atraer a este público es ofrecer en las máquinas de vending nuevos productos que necesiten. Calcetines, cargadores de móvil, auriculares, calzado cómodo en la puerta de una discoteca, libros…

Aspectos éticos. Hemos citado el café de comercio justo, pero también les interesa que los envases sean respetuosos con el medio ambiente y se promueva una alimentación sana, ecológica y sostenible.

El vending debe prepararse para satisfacer las demandas de este perfil de consumidores. Según diversos estudios, en 2025 serán el 70% de la fuerza laboral del mundo desarrollado en 2025 y habrán empezado a tomar las riendas de la sociedad. Es un público que el vending no puede dejar escapar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies