¿Te has preguntado alguna vez quién inventó el vending y por qué decidió inventarlo? ¿Sabes cómo han ido evolucionado las máquinas de vending para llegar al punto en el que las conocemos hoy? Pues presta atención porque seguro que te va a sorprender.

La primera máquina expendedora de que se tiene constancia fue diseñada en Egipto por Herón de Alejandría, en el siglo I antes de Cristo, quién inventó el vending. El primer producto vending que el artilugio dispensaba era agua bendita en los templos de Tebas y alto Egipto. Este ingenio poseía un mecanismo que, al introducir una moneda de 5 dracmas, proporcionaba agua a los fieles para lavarse la cara y las manos, y se situaba a la entrada del templo.

Su funcionamiento era muy curioso. El peso de la moneda hacía que el lado de una balanza dentro de la máquina bajara y el otro subiera, liberando una válvula por la que salía el agua. La moneda acaba cayendo del todo y la balanza volvía a su posición original, cerrando la válvula. ¿Ingenioso verdad?

Desde luego ha pasado mucho tiempo y se avanzado muchísimo en el sector, pero la idea básica original de Herón perdura aun hoy, una máquina que está estratégicamente situada, que ofrece productos o bienes adecuados a su localización y que cobra automáticamente una moneda antes de dispensarnos lo que necesitamos.

¿Quién inventó el vending tal y como hoy lo conocemos?

¿Quién inventó el vending?

Las máquinas vending modernas, tal como hoy las conocemos, tienen su origen hace no tanto años. Surgieron en Londres durante la Revolución Industrial, en los primeros años de la década de 1880. Aunque bien es cierto que un poco antes, en 1857, Simeon Denham ya había patentado su primera máquina de venta de sellos, con un funcionamiento que dejaba bastante que desear.

  • Fue exactamente en 1883 cuando Percival Everitt sacó su primera máquina vending de venta de postales. Era una máquina de dimensiones considerables y con un mecanismo que rara vez daba problemas, seguramente tanto su buen funcionamiento como su enorme tamaño fueron dos de los motivos por los que se convirtió rápidamente en una máquina muy popular, llegando a instalarse más de 100 unidades por todo Londres. Imaginad qué bien pensado estaba el mecanismo que, incluso, bloqueaba la entrada de la moneda una vez se acababa la mercancía, evitando así que nadie pagase por algo que no iba a recibir.
  • Poco después, en 1888, la compañía de chicles Thomas Adams Gum Company se interesó por la idea de Everitt, por lo que una vez adquiridos los derechos de patente para América, adaptó la máquina para la venta de chicles. Estas máquinas se instalaron en los andenes del metro de Nueva York siendo las primeras vending en funcionamiento en Estados Unidos.
  • A principios del siglo XX, en Estados Unidos.  ya empezaron a ofrecer un poco de todo: cigarros, postales, sellos, etc.; hasta que en Philadelphia, un restaurante llamado Horn & Hardart, empezó a funcionar en su totalidad en modo vending y logró estar abierto hasta 1962.
  • Las primeras máquinas expendedoras automáticas de Estados Unidos comenzaron dispensar bebidas gaseosas en las tazas en 1920. La compañía californiana Vendorlator Manufacturing Company incluyó en sus máquinas de vending por primera vez Coca-Cola y Pepsi .
  • En la actualidad, las máquinas vending abarcan una amplia gama de soluciones y productos para el consumidor, que se refleja a su vez en la gran variedad de entornos en los que se ubican: desde la tienda de la esquina más pequeña, hasta el hipermercado más grande o desde las pequeñas oficinas de trabajo hasta las grandes multinacionales.

El vending en la actualidad

Y es que cada vez más personas dependen de las máquinas expendedoras, no solo de snacks sino también de comida sana o con productos que van más allá de los refrescos y el café. Hoy las máquinas vending son cada vez más versátiles y han sido capaces de adaptarse a las nuevas formas de pago (fichas, tarjetas de débito, claves, códigos, reconocimiento facial, análisis de huellas dactilares) que pueden cambiar de un cliente a otro, de un país a otro.

Hoy podemos decir que el vending está preparado para una nueva generación de máquinas donde el consumo de energía es más eficiente, se controla y minimiza el impacto medioambiental de los procesos de fabricación y donde el diseño y la versatilidad ocupa también un lugar destacado. Pero, sobre todo, donde el usuario y su satisfacción sigue siendo lo primero.

Tareca Vending

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
logo tareca

Apúntate a nuestra newsletter y no te pierdas ninguna novedad

Genial! Tu inscripción se ha realizado correctamente. Revisa tu email para confirmar la suscripción.