En Tareca queremos enseñarte a cómo hacer bolsos de chapa de refresco paso a paso. Lo único que necesitas es hacer participe a tu familia, amigos y, sobre todo, a los más pequeños de la casa para que te guarden las anillas de las latas de refresco.

Queremos mostraros una manera sencilla y útil de reciclar las chapas de las latas de refresco durante las vacaciones verano.

Estas pequeñas piezas con forma de anilla, que nos resultan tan útiles para abrir de forma fácil las latas de bebida, suelen terminar en el contenedor y pasan a formar parte de esos residuos difíciles de reciclar.

Una manera de darles una segunda vida es aprender cómo hacer bolsos de chapa de refresco paso a paso.

Para la fabricación de esas anillas o chapas se utilizan metales como el acero y el aluminio. Ambos son materiales no biodegradables.

Sin embargo son resistentes y duraderos, por los que nos parece una genial idea poder darles una nueva oportunidad y convertirlos en algo que nos sea de utilidad en nuestra vida cotidiana.

¿Quieres saber cómo hacer bolsos de chapa de refresco paso a paso?

Solo una bovina de hilo, una aguja de tejer y unas cuantas chapas/anillas. En concreto:

  • 2 tiras de 25 chapas para las asas;
  • 1 tira de 15 chapas y 2 de 13 chapas, para cada uno de los laterales;
  • 40 tiras de 12 chapas, para el cuerpo del bolso.

Ya verás como no te resulta difícil reunir en muy poco tiempo todas las chapas que necesites. Haz participe de tu familia, amigos y, sobre todo, a los más pequeños de la casa para que te guarden las anillas de las latas de refresco.

También puedes pedirlas en el bar o en la cafetería donde tengas costumbre de tomar el café o el almuerzo. Seguro que se unen a tu causa y en muy poco tiempo has acumulado las suficientes para hacer tu primera creación.

Paso a paso para hacer bolsos de chapa de refresco

La idea es crear tiras de diferentes largos tejiendo las anillas por ambos lados con hilo y una aguja de ganchillo.

Tienes que unir las chapas de manera que formen entre ellas una cadena. Para ello tendrás que superponerlas y tejerlas haciendo tres puntos bajos en cada agujero.

Una vez las hayas unido por un lado, hay que rematar el extremo con tres puntos más para volver hacia a atrás y unir las chapas por el otro lado, tejiendo  definitivamente una tira completa.

Una vez acabas las tiras, se unen entre ellas con hilo de coser para dar forma al bolso, que incluye asa y cierre.

Lo bueno de esta forma de tejer tiras con las anillas es que nos puede servir para adaptarla a otros modelos y formatos que podemos diseñar nosotros mismos.

Dos consejos útiles para un mejor acabado:

  • Cuando superpongas las anillas una sobre la otra para unirlas, fíjate en que todas ellas sean visibles por la misma cara. Te resultará mucho más fácil sujetarlas y tejerlas entre ellas.
  • Una vez tengas todas las tiras, hay que unirlas. Aprovecha el tejido del punto bajo para pasar la aguja por cada una de sus puntadas, en esta ocasión con la aguja y el hilo de coser, y conseguirás una unión perfecta entre las tiras.

Con esta misma técnica puedes hacer bolsos diferente forma y tamaños.

Un bolso de fiesta, una bolsa para la playa, para guardar tus cosas de aseo…También puedes combinar hilos de diferentes colores y conseguir resultados muy vistosos solo con un poco de imaginación.

Así que, te animamos a poner en marcha tu campaña de recogida de chapas de refresco y lanzarte a disfrutar con esta creativa manera de reciclar, con la que poner una nota de color “verde” al verano que estamos a punto de empezar.

Tareca, vending que te hace feliz

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies