¿Qué refresco tiene menos azúcar? El mejor refresco, el más sano y con 0 azúcar es el agua, Pero las burbujas nos tientan, así que vamos a ver los refrescos que contienen menos gramos de azúcar en su solución.

Todos sabemos que el mejor refresco es y seguirá siendo siempre el agua. Pero los refrescos nos tientan, con su sabor, su imagen y sus burbujas. Hay que tener cuidado al consumirlos, pues contienen componentes que suponen un riesgo para nuestra salud, como el azúcar. Aunque algunos tienen más cantidad que otros. ¿Qué refresco tiene menos azúcar?

Lo primero que has de tener en cuenta es que en la mayoría de las ocasiones la cantidad de azúcar o edulcorante viene expresada en gramos por cada 100 ml de bebida. Lo mismo ocurre con las calorías y el resto de componentes. Así que, deberás multiplicar por tres esta cifra para cuantificar su valor energético, ya que la mayoría de las bebidas que se presentan en formato individual suelen contener aproximadamente unos 33 ml de producto.

Ranking de refrescos con menos azúcar

Para responder a la pregunta qué refresco tiene menos azúcar te presentamos este ranking agrupado por tipos de bebidas y ordenados de mayor a menor:

  • Bebidas solubles. Los popularmente conocidos como zumos de polvos suelen tener un alto contenido en azúcar, además del consabido colorante que nos hace tan atractiva su presentación. Fueron muy populares durante de los años ochenta, pero ojo, rondan las 300 calorías por vaso y su valor nutricional es prácticamente nulo. Son, por tanto, los primeros en la lista de los menos recomendables.
  • Sabores cítricos. Refrescos de sabor manzana, lima y limón estarían en el segundo lugar de la lista. Estos refrescos suelen tener mucha demanda debido a sus sabores frutales, que rápidamente se asocian con una dieta equilibrada y saludable. Sin embargo, muchos de ellos tienen muy bajo o nulo contenido en fruta y obtienen todo su sabor a partir de aromatizantes químicos artificiales. Además, este grupo de sabores tiende a ser especialmente ácidos, por lo que es necesario incorporar una gran cantidad de azúcar o edulcorante para hacerlos más agradables al paladar. De media, estos refrescos contienen unas 140 calorías por unidad.La naranja aporta algo más de dulzura al sabor que otros cítricos, por este motivo este tipo de refrescos reduce un poco su contenido en azúcar, unas 112 calorías de media.
  • Refrescos de sabor cola. De todos los refrescos que se pueden encontrar en el mercado, quizás el sabor a cola sea el más popular de todos. Sin embargo, su fama se debe a su sabor y al efecto vigorizante de la cafeína, ya que en lo que se refiere a la cantidad de calorías, estas bebidas estarían dentro del grupo de las más elevadas. Como norma general, un refresco con sabor a cola contiene unas 138 calorías, lo que lo sitúa casi a la misma altura que los refrescos de manzana, lima y limón.
  • Refrescos isotónicos. A pesar de que este tipo de bebidas están diseñadas para reponer sales minerales después de las rutinas deportivas, cada vez más consumidores las toman como si fuesen refrescos en cualquier momento del día. Si bien son bebidas con un contenido algo más bajo en calorías que las anteriores, no superan el umbral de las 100 calorías, los refrescos isotónicos contienen de media unas 70 calorías por unidad.
  • Esta bebida aparentemente ligera por su transparencia y similitud con el agua con gas contiene una cantidad nada desdeñable de azúcar. Estaremos tomando nada menos que 53 calorías por cada 100 ml de producto. Sola o acompañando otras bebidas, la gaseosa y similares no son bebidas recomendable si queremos controlar la ingesta de azúcar.
  • Refrescos “light” o “cero calorías”. Estos refrescos sí tienen menor aporte calórico que los anteriores, independientemente del sabor seleccionado. Ahora, bien en la mayoría de las ocasiones en el proceso de elaboración se ha sustituido el azúcar de la fórmula original por algún edulcorante artificial, que luego ha der ser eliminado de nuestro organismo del mismo modo que se eliminan las toxinas. Así que, aunque aporten menos calorías, suponen un riesgo potencial para la salud cuando se consumen de forma habitual.

Refrescos con sabor a té y los zumos de frutas

Además de estos refrescos también hay que nombrar los que tienen sabor a té y los zumos de frutas. Los primeros es muy probable que su fórmula contenga gran cantidad de azúcar para contrarrestar su sabor amargo original. Por su parte los zumos de frutas pueden tener un alto contenido en azúcares (naturales o incluso artificiales).

Tareca, Vending que te hace feliz

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies