Cómo hacer sandwiches vegetales es obligatorio en esta época del año ya que son una buena opción como snack o tentempié en cualquier lugar y momento. Pero, en verano, parece que resultan aún mucho más apetecibles por su frescura y sabor. Y un recurso ideal para llevártelos a la playa o al trabajo.

¿Cómo hacer sandwiches vegetales alucinantes?

Si los componemos sabiamente, estos pequeños bocados pueden ser sanos y equilibrados, además de muy sabrosos.

Más allá de añadirles un poco de lechuga y tomate para hacerlos más jugosos, os proponemos cambiar vuestra noción de los sándwiches vegetales por otra más novedosa y placentera.

En lugar de recurrir a rellenos procesados, precocinados o quedaros con hambre, puedes hacerlos con una gran variedad de ingredientes frescos y combinaciones, que resultarán ideales para todos los paladares.

Si te gustan cremosos y con salsas, prueba a hacer sándwiches con una ensaladilla rusa 100% vegetal.

Para un aporte extra de proteínas y vitaminas, puedes incluir legumbres germinadas o cocidas y escurridas: garbanzos cocidos, lentejas germinadas, guisantes…

Cuatro sencillas ideas para saber cómo hacer sándwiches vegetales diferentes

  • 1) Sándwich de verduras a la plancha. Vamos a necesitar 8 panes de sándwich integrales, lechuga, 1 pimiento rojo, 5 champiñones, medio puerro, medio calabacín, media cebolla, media taza de paté de lentejas, una cucharadita de orégano, ¼ de cucharadita de pimienta negra, dos cucharadas de aceite de oliva virgen y una pizca de sal.

Para prepararlo, lava las hortalizas y los champiñones. Corta el pimiento y el puerro en tiras, la lechuga a trozos y el resto en rodajitas.

Pon después una pizca de aceite en una sartén antiadherente a fuego medio-alto y las lonchitas de verduras que quepan, sin que se amontonen demasiado.

Colócalas por tandas y dóralas por ambos lados. Salpícalo con una pizca de sal y una pizca de orégano.

Cuando estén doradas, sácalas y resérvalas en un plato.

Unta la mitad de los panes con el paté de lentejas y coloca encima la lechuga y las verduras a la plancha. Para acabar, ciérralos con el resto de rebanadas, que también deben estar untadas.

Si añades unas rodajas finas de manzana harás aún más exquisito el sándwich.

  • 2) Sándwich de hummus de alubias con pimientos del piquillo. Necesitaremos 8-10 pimientos del piquillo asados, 4 hojas de lechuga de hoja de roble, y 8 rebanadas de pan de molde (o 4 tortillas mexicanas).

Para hacer el hummus de alubias, necesitaremos 200 gramos de alubias blancas cocidas y escurridas, 1 diente de ajo pelado, 1 cucharada de zumo de limón, media cucharadita de comino en polvo, 1 cucharada de aceite de oliva, media de pimentón dulce y una pizca de sal.

Pon en la batidora todos los ingredientes del hummus de alubias. Bátelo todo junto 3-4 minutos o hasta que quede una crema suave, homogénea y untuosa. Pruébalo y rectifica de sal si es necesario.

Lava la lechuga y córtala en trozos medianos. Extiende una rebanada de pan de molde o una tortilla mexicana y úntala bien con el hummus de alubias. Encima coloca unas tiras de pimientos del piquillo y lechuga.

Cúbrelo con otro pan de molde o enróllalo (si has utilizado una tortita) y envuélvelo con papel para bocadillos. Si es para comer en el momento, ciérralo con un palillo.

  • 3) Sándwich de ajetes, espárragos y setas chinas. Para hacerlo, necesitamos pan de molde de soja, ajetes a la plancha, shiitakes o setas chinas al ajillo, espárragos trigueros en láminas y un poquito de albahaca.

Saltea las setas chinas con un poquito de ajo y perejil. Resérvalas y en la misma sartén dora los espárragos trigueros y los ajos tiernos. Cuando estén, añade las setas chinas al ajillo que has reservado y saltea ligeramente.

Rellena los sándwiches con la mezcla y añade 4 o 5 hojas de albahaca.

¡Ya verás qué sabor más delicioso!

  • 4) Sándwich caprese con tomate seco.  La forma más sencilla de convertir una clásica ensalada caprese en ‘bocata’ de dos capas y con pan de molde con pipas.
  • Para el relleno utiliza mozzarella fresca, tomate seco, pimiento amarillo y rúcula. Para el aliño, haz una vinagreta con aceite de oliva virgen extra, albahaca picada, sal y pimienta blanca.

El conjunto de sabores, unido a una equilibrada combinación de nutrientes ‘optimisma’ como la vitamina C y el hierro, aparte de deleitarte, te pondrá de buen humor.

En Tareca somos muy fans de los sándwiches. De hecho, en nuestras máquinas vending disponemos de muchas variedades para cubrir la creciente exigencia del consumidor hacia nuevos sabores y mayores calidades.

Pero, sin duda, con la llegada del verano, los sándwiches apetecen mucho más porque se nos antoja comer bien, saludable y de forma original, para además compensar, a base de delicia sana, todas los pequeños excesos  que hemos  podido hacer durante el invierno o durante estos días de cuarentena.

Ahora que ya sabes cómo hacer sándwiches vegetales variados, ¿te animas a probarlos?

Tareca, Vending que te hace feliz

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies