Cómo hacer snacks saludables es fundamental para recargar pilas en cualquier momento del día en el trabajo. Y es mucho más fácil de lo que pensamos. Sigue leyendo y verás…

Todos sabemos de sobra qué es lo que nos conviene comer en las comidas principales para mantenernos sanos y llevar una dieta adecuada y saludable: una buena ración de vegetales, legumbres, proteínas, carbohidratos integrales, pescados a la plancha…

Pero muchas veces es en los snacks de media tarde y media mañana cuando nos descontrolamos: o bien porque no lo tenemos planificado o porque no sabemos qué podemos comer y, entonces, picamos lo primero que se nos antoja sin darnos cuenta de su valor nutricional.

Los snacks nos pueden recargar las pilas cada mañana, a media tarde o justo después de haber hecho ejercicio, especialmente, ahora que se acerca el verano. Pero han de ser snacks saludables y elaborarlos nosotros mismos es más fácil de lo que pensamos. ¿Cómo hacer snacks saludables?

La mejores selección de cómo hacer snacks saludables

Para que dispongáis de diferentes opciones saludables a la hora de picar entre horas, os vamos a explicar cómo hacer snacks saludables. Aquí os dejamos una selección que os va a encantar.

Lo primero que tenemos que hacer es dejar los dátiles deshuesados en remojo durante una noche entera.

Al día siguiente echamos tanto los dátiles como el agua en el que han estado dentro del vaso de la batidora.

Batimos hasta que se forme una pasta: ¡ojo, no debe quedarse muy líquido! Mientras vamos batiendo podemos ir añadiendo uno o dos puñados de avena, dependiendo de la consistencia que les queramos dar.

Cuando la mezcla tenga una consistencia de pasta, la echamos en nuestro tupper y lo aplanamos por encima con una espátula para que quede liso y lo dejamos enfriar en la nevera un par de horas

Podemos envolverlas en papel film y llevarlas en el bolso como snack energético de urgencia.

  • Palitos crujientes de zanahorias asadas. Una opción súper saludable que puede sustituir  perfectamente al picoteo de unas papas.

Basta con pelar con un pelador de verduras las zanahorias y cortarlas en bastones de unos 5-6 cm de largo, como si fueras a hacer patatas fritas.

Mezclas aparte, en un cuenco, aceite de oliva con un poco de mostaza y vinagre. Distribuye las zanahorias en la bandeja y añade esta mezcla, un poco de especias y un poco de sal. Remover bien para que se impregnen por todos lados.

Horneas durante unos 30 minutos a 210 ºC, hasta que se hayan tostado bien, removiendo las zanahorias a mitad de la cocción. Agregamos un poco más de especias al gusto y perejil fresco y un toque más de sal antes de comerlas.

  • Vasitos de yogur, fresas, chía y avena. Puedes prepararlos y dejarlos listos para tomar en la nevera, ya que aguantan por lo menos un día entero.

Para elaborarlos tan solo necesitamos 250 gramos de yogur tipo griego natural y fresas cortadas en trocitos y seguir las siguientes indicaciones:

Colocar en un cazo con un poco de agua, añadir una pizca ligera de sal y calentar. Machacar poco a poco las fresas hasta que empiecen a deshacerse.

Añadir el zumo de una naranja y mezclar bien. Tiene que coger una textura como de compota. Añadir a continuación unas semillas de chía, mezclar y dejar enfriar.

En una sartén sin engrasar calentar los copos de avena con un poco de canela y una pizca de sal. Cocinar removiendo constantemente hasta que se tuesten y cojan aroma. Enfriar.

Cuando la mezcla de fresas se haya enfriado también y espesado, montar los vasitos. Repartir en el fondo la mezcla de avena y cacao, cubrir con el yogur y edulcorado al gusto (opcional) y terminar con raciones generosas de las fresas.

  • Puede añadir algunas frutas frescas como topping para coronar los vasitos y tendrás una merienda muy completa. Muffins integrales de plátano y arándanos. La solución para matar el antojo sin sentimiento de culpa.

Precalienta el horno a 180 °C. Engrasa un molde o utiliza moldes de papel.

Mezcla dos plátanos maduros, un huevo, medio vaso de agua y medio de aceite en un bol grande. Incorpora una cucharadita de bicarbonato de sodio, y dos tazas de harina integral. Verás algunos grumos por el plátano después de batir, pero no te preocupes. Incorpora cuidadosamente los arándanos dentro de mezcla.

Hornea hasta que los muffins cobren un color dorado y la superficie suba, aproximadamente 15 minutos. Saca los muffins del molde y deja enfriar sobre una rejilla.

Ahora que ya sabes cómo hacer snacks saludables, no te quedan excusas para que el picar entre horas no sean saludables.

Y recuerda que en nuestras máquinas vending también tienes productos de contenido exclusivo ‘bio’, ‘bajos en calorías’, ‘bajos en azúcar’ y sin aceite de palma, además de productos como fruta fresca o ensaladas, entre otros, que te permitirán seguir picando entre horas de forma sana. También, si eres intolerante al gluten o a la lactosa tendrás muchas opciones.

Tareca, Vending que te hace feliz

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies