La hamburguesa se ha convertido desde hace más o menos una década en todo un manjar. Todos podemos comer en casa hamburguesas exquisitas y saludable,  pero hemos de conocer bien cómo preparar la carne para hamburguesas.

Para conseguir un buen resultado, además de utilizar ingredientes de primera calidad, hay algunos consejos que merece la pena tener en cuenta tanto en la preparación de la carne como a la hora de cocinarla.

Consejos para preparar carne para hamburguesas

  • Lo primero y principal, cómo hemos señalado antes, es comprar carne de calidad. Este cómo preparar carne para hamburguesas empieza por elegir una buena pieza de carne y pedir que nos la piquen en el mercado.

No es que exista una fórmula matemática, pero es muy aconsejable combinar un 70-80% de carne magra, con un 20-30% de grasa para conseguir una hamburguesa jugosa.

En el caso de las hamburguesas de pollo, si no usamos solo pechuga, sino que añadimos también carne de muslo, quedarán mucho más sabrosas y tiernas.

  • A continuación, hay que añadir huevo, cebolla, miga de pan y un poco de sal. Y, sin pasarse demasiado, pimienta u otros condimentos al gusto como perejil, cilantro o un poco de ajo. Mezcla todo eso muy bien.
  • Seguidamente, coge unos 150-200 gramos aproximadamente de la carne ya preparada y mezclada y dale la forma de hamburguesa. Esa cantidad es la adecuada para que después, cuando vayas a cocinarla, quede crujiente por fuera y jugosa por dentro.

Es muy importante también, a la hora de dar forma a la hamburguesa, no presionarla demasiado. Solo lo justo, para que no se deshaga al ponerla en la plancha o en la sartén.

En el caso de las hamburguesas de pollo, es mejor que las elabores más finas porque deben quedar bien hechas por dentro.

Claves para cocinar hamburguesas

Pero este cómo preparar carne para hamburguesas no estaría completo si no te damos unas claves para cocinarlas. Y que salgan perfectas.

  • Un golpe de fuego fuerte al empezar para sellar la carne, y proporcionar después calor más moderado, para que se vaya haciendo sin resecar y consiguiendo un exterior dorado. Puestos a elegir una temperatura, fuego medio-alto y hazla en una plancha o sartén antiadherente, aunque por la grasa de la propia carne no deberíamos tener problemas ni tener que añadir aceite.
  • Antes de cocinar las hamburguesas, deben permanecer frías pero no excesivamente.

Si las tuviste mucho tiempo en la nevera, déjalas reposar unos 10 minutos antes de ponerlas en la plancha.

  • Cocina las hamburguesas casi a temperatura ambiente (pero frías aún) y evita que la carne se encoja y se ponga dura al ponerla sobre la sartén caliente.
  • Hazlo, aproximadamente, entre 3-4 minutos por cada lado. Una hamburguesa de ternera no debería hacerse más de ese tiempo. Es el punto perfecto para conseguir una carne tierna y jugosa que mantenga todo su sabor.

Si la dejamos más tiempo, vamos a perder todos esos matices y el bocado será mucho menos agradable.

A partir de ahí, por supuesto, elije el punto de cocción que más te guste, aunque hemos de decirte que nosotros la preferimos y nos gusta más, poco hecha o al punto.

Conociendo todos estos consejos, seguro que estáis listos para poneros manos a la obra y hacer la mejor carne para hamburguesas, casera y muy jugosa.

Tareca, Vending que te hace feliz

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies