El vending es un servicio que está por todo el mundo porque supone un ahorro de tiempo y dinero. Da igual la cultura, su nivel de desarrollo o sus gustos, en prácticamente todos los países podemos encontrar una máquina expendedora que nos ofrezca comida o bebida. Y esto ocurre porque el vending es la mejor fórmula de ahorrar tiempo y dinero.Y esa es la principal razón por la que muchas empresas apuestan por este servicio.

Centrémonos en el momento de la pausa para el café. Es un momento que ya está integrado en nuestro día a día y, según diversos estudios, el 40% de los trabajadores lo considera prioritario. Si no hay una máquina de café en la empresa nuestros empleados se van a una cafetería. Y esas salidas se suelen demorar más de lo deseable. Con la consiguiente pérdida de tiempo. Según se calcula, en una oficina con 10 personas se puede hablar de una pérdida mensual de 200 horas, alrededor de 18.000 euros al año para una empresa.

Vending, ahorro de tiempo y dinero para las empresas

Ahora miremos lo que ocurre si hay una máquina de vending en la empresa. No se pierde tiempo en desplazamientos. El tiempo perdido se reduce a la mitad. Además, alrededor de una máquina de vending se fortalecen las relaciones entre trabajadores. Esa socialización repercute directamente en el compromiso y en la eficiencia en el trabajo, mejorando la productividad.

A ello hay que añadir que el café (y la comida) en el bar de enfrente suele costarles mucho más caro que el de la máquina de vending. En un café, la diferencia puede ser de 70 u 80 céntimos diarios, lo que puede suponer unos 16 euros al mes. Con lo que además de ahorrar tiempo ahorramos también dinero.

El empresario ofrece este servicio como un incentivo más para el trabajador, que puede disfrutar de pequeñas pausas durante la jornada laboral. Y con un coste infinitamente más barato que tener que montar una cafetería convencional en la empresa.

El vending incrementa la satisfacción del personal con la empresa

Pero ya no solo es la mejor fórmula de ahorrar tiempo y dinero. El vending también es una manera de incrementar la satisfacción del personal con la empresa. Contar con una máquina expendedora permite disfrutar, ya no solo de café sino también de otros productos sin tener que desplazarse. Y en algunas épocas del año, es incómodo abandonar la oficina o la empresa para tomar un café o un refrigerio.  Si además ese servicio se ha adaptado a los gustos y necesidades del personal (por ejemplo con alimentos saludables, productos sin lactosa o sin gluten, agua…) estos estarán más satisfechos con la empresa y su compromiso será mayor.

Eso sí, para que el vending sea la mejor fórmula de ahorrar tiempo y dinero en tu empresa debes saber en quién confiar. Tu proveedor tiene que garantizarte un servicio de forma óptima y que escuche tus necesidades. Esto incluye ofrecer reposición de los productos las veces que sea necesario, contar con un servicio de atención al cliente las 24 horas, si se estropea la máquina la reparación ha de ser inmediata y si no deben sustituirla por otra similar y los productos deben de proceder de las primeras marcas del mercado. Eso es lo que ofrecemos en Tareca Vending y lo que nos impulsa cada día para responder a las expectativas de nuestros clientes y prestarles el mejor servicio.

Tareca Vending

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies