Cómo hacer nachos caseros acompañados de queso Cheddar, guacamole, jalapeños… Quedarán crujientes, serán más sanos y tendrán más y mejor sabor que los comerciales. Descúbrelo y sigue leyendo!

En las reuniones de amigos, en aperitivos familiares, en el chiringuitos de playa, locales de fastfood, en el cine o en las terrazas con encanto, los nachos se han convertido en el snack por excelencia. ¿Quieres saber cómo hacer nachos caseros? Te lo contamos.

Acompañados con guacamole, jalapeños, crema de queso cheddar o cualquier otra salsa, es difícil resistirse a esta crujiente tentación importada de México que ha conquistado con su sencillez los paladares de medio mundo.

 Hoy te vamos a contar cuál es el secreto para hacer la receta definitiva de nachos mexicanos  caseros y conquistar hasta al más caprichoso de tus invitados.

¿Sabías que los nachos pueden prepararse en casa de una manera mucho más sabrosa y sencilla? Con este cómo hacer nachos caseros, el éxito esta garantizado.

Quedarán crujientes, serán más sanos y tendrán más y mejor sabor que los comerciales. Sorprenderás a los tuyos e incluso a ti mismo, si nunca los has hecho.

Ingredientes para hacer nachos en casa

¿Cómo hacer nachos caseros? Empecemos con los ingredientes:

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

150g de harina de trigo.

  1. 150g de harina de maíz.
  2. 150-180ml de agua.
  3. Sal.
  4. Aceite.

Receta de nachos mexicanos

  • Para elaborar las tortillas mexicanas pondremos en un bol la harina de trigo y la de maíz. Puedes poner solo la de trigo si quieres. Pero no lo intentes solo con harina de maíz . El maíz no contiene gluten entre sus componentes, que es lo que le da elasticidad a las masas, por lo que no conseguirás estirarla con facilidad.
  • Añadimos a la mezcla de harinas el agua y la sal y lo mezclamos bien con la ayuda de una espátula. La cantidad de agua es orientativa. Al final, debe quedar una masa que se pegue un poco a las manos. Que no quede ni muy dura ni demasiado blanda.
  • Después de unos 5 minutos de amasado sobre el mármol o una tabla, devolvemos la masa al bol, tapamos y dejamos que repose en la nevera unos 20 minutos.
  • Transcurrido este tiempo retiramos y hacemos con la masa bolas de unos 50g. Cogemos individualmente cada bola y la aplastamos un poco con las manos. Después, la colocamos sobre una encimera enharinada y la estiramos con un rodillo. No es necesario que queden con una forma redondeada perfecta, la idea es que queden lo más circulares posibles. Lo que sí es muy importante es que queden muy finas, de menos de medio cm de grosor.
  • Ponemos cada tortilla en una sartén a fuego fuerte. Las vamos a cocinar a la plancha un minutito por cada una de sus caras. Retiramos y reservamos, hasta que terminemos de hacer todas las tortillas. Es aconsejable dejarlas un día a temperatura ambiente. Sin tapar ni nada. Así conseguimos que las tortillas mexicanas que acabamos de hacer se sequen.
  • Al día siguiente las cortamos en triángulos y las freímos en pequeñas tandas y en abundante aceite caliente. Con una espumadera, las vamos removiendo en todo momento, para evitar que se tuesten en exceso. Pasados tan solo unos 15 o 30 segundos, cuando con la misma espumadera veamos que comienzan a endurecerse, – a quedar crujientes – retiramos los nachos caseros y los dejamos reposar en papel absorbente.

Además, duran en perfectas condiciones doce horas desde el momento de la fritura. Así que, para finalizar, ya que nos hemos currado unos nachos caseros del más alto nivel, acompáñalos con tus mejores salsas, a base de guacamole, queso, legumbres…

Ya verás como esta receta de cómo hacer nachos caseros se convierte en un imprescindible en tu cocina y en tus aperitivos.

Tareca, Vending que te hace feliz

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies