¿Cómo hacer una cena ligera y sabrosa en vacaciones? ¿Cuántas veces, cuando llegamos a casa después de un largo día de trabajo y con todo este calor, nos quedamos colapsados mirando nuestra nevera sin saber qué hacernos para cenar?

Tenemos la imaginación bajo mínimos y creemos que nuestra única opción son las alternativas de siempre: una ensalada, cualquier cosa salida de un bote o la tan temida comida rápida, que deja por los suelos nuestros buenos propósitos alimentarios. ¿Cómo hacer una cena ligera y sabrosa?

Si eres de los que aún piensa que cenar bien supone pasar muchas horas en la cocina, cambia el chip. Con unos pocos ingredientes y estas ideas que vamos a darte, no volverás a cenar cosas inapetentes ni poco saludables. Al contrario, te vamos a explicar cómo hacer una cena ligera y sabrosa. ¡Ve tomando nota!

Ideas para hacer una cena ligera y sabrosa

Aguacates rellenos

Te proponemos, en primer lugar, unos aguacates rellenos. Ideales para después de una tarde de trabajo con mucho estrés en la que el cuerpo nos pide energía.

El protagonista de esta receta, el aguacate, nos da un gran aporte calórico y, si lo queremos completar con una buena dosis de proteína, podemos añadir al relleno que proponemos ingredientes como el atún o el huevo cocido.

  1. Con una cuchara, vacía los aguacates y guarda su piel, que te servirá como base para presentar el plato.
  2. Pica a trocitos bien pequeños el aguacate, un queso feta, un tomate, una cebolla morada y un poco de perejil.
  3. Alíñalo todo con un poco de aceite de oliva y vinagre, sal, pimienta y un poco de orégano.
  4. Finalmente, rellena las pieles del aguacate con la mezcla que acabas de hacer.

Bacalao al papillote

Bacalao al papillote. Un clásico de las cenas de toda la vida, precisamente, por su sencillez y ligereza.

  1. Limpia y corta un calabacín y una cebolla que acompañarán al pescado.
  2. Prepara un estuche de silicona o varias hojas de papel de aluminio con las que fabricarás el paquete.
  3. Coloca el filete de bacalao y las verduras cortadas.
  4. Condimenta con aceite de oliva, sal, pimienta y un poco de comino o la especia que más te apetezca.
  5. Mete el paquete cerrado en el horno o el estuche en el microondas.
  6. La salsa resultante de los ingredientes cocidos por el efecto del vapor te servirá para rociar el plato cuando lo sirvas.

Crema de calabaza con quesitos

Crema de calabaza con quesitos. La calabaza es rica en hidratos de carbono y fibra, lo que ayuda a regular el tránsito intestinal.

  1. Para elaborarla, pela y trocea una cebolleta, una zanahoria y una patata y rehógalo en una cazuela con un poco de aceite de oliva.
  2. Una vez comience a dorarse todo, incorpora una calabaza mediana, pelada y troceada (sin semillas).
  3. Rehoga el conjunto durante un par de minutos y añade un vasito de vino blanco.
  4. Sube el fuego para que se evapore el alcohol del vino y cubre con caldo de ave. Deja cocer a fuego suave hasta que las verduras estén bien tiernas.
  5. Pon a punto de sal, remueve y aparta del fuego.
  6. Agrega tres quesitos, tritúralo todo y pasa por un colador chino para obtener así una crema muy fina.
  7. Corta dos rebanadas de pan en cuadraditos para freírlos en aceite de oliva caliente.
  8. Sirve la crema en un plato sopero, añade los cuadraditos de pan frito y decora con cebollino picado.

Quinoa al vapor con brócoli y coliflor

Quinoa al vapor con brócoli y coliflor. La quinoa al vapor es la manera más sana de preparar este plato, ya que así podrás conservar de forma más fácil todas las propiedades de este alimento, rico en fibra y con todos los aminoácidos esenciales que tu cuerpo necesita. Si la acompañas con un rico pollo a la plancha disfrutarás de una alternativa saludable y equilibrada.

  1. Para elaborar la quinoa necesitarás o bien una vaporera o una rejilla para cocinar al vapor que puedas incorporar a cualquier olla.
  2. Debe estar 25 minutos, tapada, desde que el agua llegue a ebullición.
  3. Mientras se hace la quinoa, pela y corta una zanahoria en dados, lava y trocea 100 gramos de brócoli y un trozo de coliflor y saltéalo todo con un poco de aceite.
  4. Una vez listo, retira de la sartén y reserva.
  5. Cuando queden 5 minutos para sacar la quinoa, pela dos dientes de ajo, córtalos en trocitos pequeños y dóralos también en la sartén.
  6. Saca la quinoa, escúrrela muy bien, mézclala con las verduras y añade todo junto a la sartén en la que se está cocinando el ajo.
  7. Espolvorea comino por encima y sal y pimienta al gusto. Remueve y deja cocinar todo junto durante 5 minutos.
  8. Transcurrido este tiempo ¡tu quinoa al vapor ya estará lista para servir!

Beneficios de las cenas ligeras y sabrosas

Ahora ya sabes cómo hacer una cena ligera y sabrosa. Una combinación perfecta de pocas calorías y mucho sabor en platos deliciosos y fáciles de elaborar. Porque la cena es también muy importante para mantenernos sanos. Las cenas ligeras y sabrosas tienen multitud de beneficios:

  • Te proporcionan nutrientes para que tu cuerpo y tu organismo se recupere y se regenere.
  • Te ayudan a descansar y a conciliar el sueño más fácilmente.
  • Hacen que tu metabolismo trabaje mejor, por lo que tu cuerpo será capaz incluso de quemar grasa mientras duermes.
  • Cenar sano y ligero puede ayudarte a retrasar el envejecimiento según muchos estudios y aliviarás el proceso digestivo.

Tareca

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies