¿Con qué frecuencia hay que reponer una máquina vending?Esa es una de las primeras preguntas que se platean nuestros clientes en el momento de estudiar la conveniencia o no de instalar una máquina de vending.

Nos ha pasado a todos alguna vez. En una sala de espera, en una estación, en un hospital, en la calle. Te acercas a una máquina expendedora con el deseo o la necesidad de adquirir algo en ese preciso momento. Y justo cuando pensabas que ya estabas a punto de conseguirlo, resulta que el producto está agotado. ¡Lástima! Es sin duda una de las peores impresiones que se puede llevar el usuario del servicio de vending. Saber con qué frecuencia hay que reponer una máquina vending es clave para dar un servicio perfecto al usuario.

Agilidad e inmediatez, clave en la reposición de las máquinas vending

El vending es un negocio que funciona por su agilidad y su inmediatez. Si la venta no se ha podido realizar por falta de existencias, el buscará otra máquina o comercio donde satisfacer su demanda de forma inmediata. Entonces, ¿con qué frecuencia hay que reponer una máquina vending? Esa es una de las primeras preguntas que se platean nuestros clientes en el momento de estudiar la conveniencia o no de instalar una máquina de vending. La respuesta es sencilla: tantas veces como sea necesario. En Tareca nuestras máquinas y clientes están atendidos las 24 horas para dar respuesta inmediata a cualquier necesidad.

Indudablemente las necesidades no son las mismas en todos los casos. El tipo de producto y el volumen de ventas marcan la diferencia. Nuestra experiencia ayuda a saber con qué frecuencia hay que reponer una máquina vending. Para ello programamos con el cliente el suministro de una manera minuciosa y revisamos las necesidades de forma periódica para detectar picos de demanda y adaptarse a los cambios estacionales.

En ocasiones es el flujo de consumidores lo que varía en cada periodo del año, pero también la cualidad y temporalidad de los productos son aspectos a tener en cuenta. Cómo es lógico, durante los meses de invierno se consumen más productos calientes y ricos en calorías. Mientras que el resto de año hay mayor demanda de agua y refrescos, por ejemplo.

La experiencia a la hora saber la frecuencia para reponer productos

Además, en Tareca conjugamos la experiencia y la tecnología para saber con qué frecuencia hay que reponer una máquina vending. La experiencia viene de la mano de nuestro equipo humano. Nuestros supervisores de zona son los encargados de gestionar las instalaciones y conocer las necesidades de cada cliente. Revisamos su frecuencia de demanda y preferencias de sus pedidos para diseñar una óptima planificación del suministro.

Para ello cuentan con el apoyo de los reponedores. Ellos son los que conocen la situación de cada máquina de vending, y realizan el control de caducidad de los productos y reponen los productos necesarios en cada instalación. Además de cuidar la imagen y mimar la experiencia de los usuarios, hay que garantizar la seguridad alimentaria en todos los casos.

Nuestro equipo humano se apoya en las más recientes tecnologías que permiten saber con qué frecuencia hay que reponer una máquina vending. De esta manera podemos conocer rápidamente la referencia del producto y la cantidad a reponer en cada punto de venta.

Tareca

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies