Máquinas vending sin envases son hoy una realidad, ya que el camino de la sostenibilidad del sector pasa por ir hacia máquinas vendng sin envases.

Cuidar el medio ambiente es una tarea de todos. Los pequeños gestos son tan importantes como los grandes y en nuestras manos tenemos el poder de intervenir para proteger el ecosistema del que formamos parte.

Máquinas vending sin envases. Camino hacia la sostenibilidad

Y el sector del vending no puede quedarse al margen. El camino de la sostenibilidad del sector pasa por ir hacia máquinas vending sin envases. O al menos, reduciendo la presencia del plástico en nuestras expendedoras y apostando por envases sostenibles y menos contaminantes. Se trata de implementar el ecodiseño de los productos: a partir de plástico 100% reciclable se pueden diseñar envases aprovechando las ventajas que presenta el plástico para la fabricación de productos pero aplicando los criterios ESG (medioambientales, sociales y gubernamentales).

Ir hacia máquinas de vending sin envases contaminantes está cada vez más cerca de ser una realidad, gracias a los bioplásticos.

Hay tres tipos de bioplásticos:

  1. Biobasados Los bisbisados son plásticos realizados con materias primas a partir de residuos vegetales, como mondas de patatas.
  2. Biodegradables. En el caso de los plásticos biodegradables, se trata de envases realizados con petróleo, pero que se pueden degradar con el tiempo.
  3. Bio-Bio. Los bioplásticos bio-bio, como el almidón, el ácido poliláctico (PLA) o el polihidroxialcanoato (PHA), se hacen con desechos vegetales y se pueden descomponer sin contaminar. Eso sí, que estos envases sean biodegradables no significa que se puedan tirar en cualquier parte. Hay que gestionar el envase adecuadamente.

Vending sin envases contaminantes

proteccion-medioamiental-tareca

En el packaging de productos se puede trabajar mucho para tener máquinas vending sin envases contaminantes. Por ejemplo reemplazando los tradicionales envases por un packaging biodegradable que cumpla con la normativa alimentaria y mantenga las propiedades nutricionales de los productos con un mínimo impacto en el medio ambiente. Algunas marcas de agua ya están apostando por un nuevo modelo de envase, tipo Brik, mucho más sostenible que las tradicionales botellas de agua. Y en algunas regiones, como Andalucía, la normativa obliga a los operadores de vending de instalar fuentes de agua junto a sus expendedoras.

También en el vending de café se pueden hacer muchos cambios para ser más sostenible. En este caso no se puede ir hacia máquinas vending sin envases, pero estos sí que pueden tener un menor impacto ambiental. Por ejemplo, utilizando vasos reutilizables o elaborados con materiales biodegradables y ecológicos, como los que provienen de fibras vegetales, utilizar paletinas de madera o biodegradables y, si la máquina es de cápsulas, apostar por las cápsulas biodegradables. No hay que olvidar que en 2021, los plásticos de un solo uso que no sean sostenibles estarán prohibidos en la Unión Europea.

Precisamente para esos plásticos de un solo uso, y para los envases en general, el reverse vending es una tendencia que poco a poco se va implantando en España. Este tipo de vending, muy consolidado en otros países europeos como Alemania o Dinamarca, se basa en la recepción por parte de las máquinas de envases usados vacíos a cambio de una compensación económica al usuario. Para las empresas colocar una máquina de reverse vending, junto a las otras máquinas expendedoras, transmiten una imagen de responsabilidad medioambiental y de empresa innovadora.

Tareca Vending

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies