Los espacios coworking son, en los tiempos actuales, una nueva forma de entender la clásica o tradicional oficina y el vending es el aliado perfecto para todos ellos. Por decirlo de alguna forma, son ‘oficinas compartidas’ en las que profesionales autónomos, teletrabajadores, pymes, empresarios o freelancers se dan cita para trabajar, y donde los gestores del espacio intentan conectar y crear oportunidades profesionales y personales entre y para sus miembros.

La gran diferencia de estos espacios singulares con respecto a los centros de negocio y las clásicas oficinas compartidas es la figura del gestor, la persona que trabaja a tiempo completo para que los miembros se conozcan mejor y generar el clima de confianza y las dinámicas de colaboración que van a permitir acelerar las oportunidades de trabajo y ayuda.

Estos coworkings, -la mayoría de ellos muy modernos, de grandes zonas abiertas y cuidados espacios para realizar reuniones, ponencias o entrevistas- dan una gran importancia al bienestar del trabajador y, por ello, están reservando lugares para que las personas puedan relajarse y compartir un break o un café, por lo que el vending está empezando a aliarse con estos espacios.

Trabajar en un espacio de coworking es como trabajar en una empresa, pero en lugar de tener compañeros en diferentes departamentos estás rodeado de profesionales con diferentes capacidades, intereses y redes de contactos. Y alrededor de un café de una máquina de vending pueden surgir numerosas oportunidades para compartir esos intereses, crear nuevos proyectos en común o compartir contactos. El vending se convierte así en una parte fundamental del coworking. ¿Queréis saber por qué?

Coworking y vending, una relación perfecta

En primer lugar, porque los coworkings son lugares de convivencia y ambientes acogedores que buscan un valor añadido en sus instalaciones. Y es ahí donde el vending ha de estar a la altura de las circunstancias, bien con máquinas atractivas de productos, bien con un servicio de café de cortesía o con la creación zonas de espera o zonas de descanso, destinadas a satisfacer las necesidades de los trabajadores durante sus periodos de descanso. Incuso, con nuevas fórmulas de fidelización a través de aplicaciones móviles que permitan consumir en las máquinas expendedoras de estas zonas fácil y cómodamente.

En segundo lugar, porque en los coworkings nos encontramos ante una población joven que consume de manera habitual fuera de casa y que busca flexibilidad, características que debe tener el vending que quiera triunfar en estos lugares de gran potencial y que en muchos casos, por ejemplo, carece de un servicio básico de café.

Y, en tercer lugar, porque al ser los coworkings lugares donde hay mucha gente que pertenece a diferentes empresas, y estas personas reciben a su vez a muchas otras personas en sus instalaciones con las que hacen networking o negocios directamente, en un ambiente relajado mientras se toman un refresco o un café.

Por tanto, el vending para coworkings debe ser un servicio a medida de las necesidades de cada uno de estos espacios, con el fin de que les haga sentir a las personas el buen ambiente del lugar, la comunicación interna, las sinergias y las colaboraciones entre todos los miembros de la comunidad, para que trabajar y descansar ahí sea una oportunidad de crecer más y mejor.

Tareca Vending

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies