Los gimnasios son un segmento de mercado de gran atractivo para el sector del vending. Los gimnasios y el mundo del fitness en general están experimentando un gran momento en nuestro país. Según un estudio realizado por la consultora Deloitte para Europa Active, España es el cuarto país de la zona Euro con más socios por gimnasio, solo por detrás de Francia, Reino Unido y Alemania. Una de cada diez personas en España va al gimnasio.

Por ello este segmento del mercado tiene un gran atractivo para el sector del vending. Eso sí, no se debe entrar en él sin haber estudiado bien el perfil del público y las necesidades concretas que hacen que este mercado sea muy diferente al resto. Esto significa que no se puede instalar una máquina expendedora estándar en un centro de fitness o en un gimnasio. Es necesario focalizar bien el producto vending y adaptarlo en función del tipo de cliente que vaya a cada uno de los centros.

En estos casos, el vending tiene que ofrecer un producto que cubra la necesidad del deportista, antes, durante y después de la actividad física. Por ejemplo, los usuarios necesitan reponer hidratación y los nutrientes eliminados durante la práctica deportiva. A priori los snacks energéticos, bebidas isotónicas, batidos de proteínas, agua y alimentos saludables son elementos imprescindibles del vending en los gimnasios. A ello se unen otros productos como las barritas de proteínas (para aumentar la masa muscular) y los preparados de carnitina (bebidas para quemar calorías). Son productos que ayudan a potenciar el esfuerzo y a alcanzar más fácilmente los resultados que se desean.

Otras alternativas para el vending en gimnasios

Pero el vending en los gimnasios tiene que ir más allá de estos productos y ofrecer otras alternativas para solucionar imprevistos que puedan surgir. Por ejemplo, ropa deportiva para mujer y hombre, kits de higiene para el baño, auriculares para escuchar música mientras hacemos spinning, guantes para levantamiento de pesas, fundas para llevar el móvil encima o si ese gimnasio o centro deportivo tiene piscina, el vending puede ofrecer gafas y gorros de natación. Así, por un lado el cliente dispone de lo que necesita cuando lo necesita e incrementa la satisfacción de sus usuarios al ofrecerles un servicio útil y cómodo.

Sin olvidar las bebidas calientes como el café y el. La cafeína y la teína que contienen ambas bebidas aporta la energía necesaria para afrontar el ejercicio físico. O pueden ayudar a recuperar energía después de hacer deporte.

Lo cierto es que vending y centros deportivos son dos conceptos que casan muy bien y que pueden aportar mucho el uno al otro. Además la máquina de vending de un gimnasio puede formar parte de un espacio más amplio donde relajarse y socializar en el centro. Así estarás ofreciendo algo más a tus clientes, cuidando esos detalles que le hacen sentirse apreciado y se animará a ir más veces y a transmitir sus sensaciones a sus amigos. Contar con una máquina de vending completa, con una amplia y variada oferta aportará valor y prestigio a tu centro deportivo.

Tareca Vending

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies