Los nuevos consumidores están cada vez más interesados en productos más sanos y sostenibles. Y el vending tiene que estar atento a esa tendencia y hacer frente al reto de incorporar productos ecológicos en sus máquinas expendedoras. Además de atraer a más consumidores será una manera de diferenciarse de la competencia y aportar valor, lo que sin duda redundará en una mejor imagen de marca.

Además, hay que pensar que España es uno de los productores más importantes a nivel mundial de productos ecológicos. Tenemos la materia prima cerca de nosotros, sin embargo, todavía cuesta encontrarlos en nuestros restaurantes o en las máquinas de vending. Algo que no ocurre en otros países de la Unión Europea donde el vending ecológico va adquiriendo cada vez más presencia. En Alemania los productos ecológicos suponen un 30% del total de productos de las máquinas expendedoras, un 18% en Francia y casi un 10% en Reino Unido. Y está demostrado que, en el caso del vending, la incorporación de este tipo de productos incrementa los beneficios y atrae a más clientes y de un gusto más exclusivo.

Vending ecológico en Valencia

El consumidor busca productos naturales, sin aditivos ni conservantes, de proximidad, bebidas y alimentos más equilibrados, como las frutas y ensaladas o yogures, snacks saludables o productos procedentes del comercio justo. Porque los consumidores de productos ecológicos también quiere saber su origen, quién está detrás de la marca, si existe un compromiso social y ético. Ecológico y sostenible son dos conceptos muy entrelazados y que van casi siempre juntos en la percepción de los consumidores. Los productos de comercio justo, como los que ofrece Tareca en sus máquinas de vending en Valencia, llevan la certificación de Fairtrade que es un sello ecológico que garantiza la protección al medio ambiente.

Y no solo el producto, también el envase influye en el vending ecológico. Reducir la cantidad de plástico que genera esta industria es importante para disminuir su huella medioambiental. Y eso se consigue por ejemplo con vasos biodinámicos de cartón, mucho menos contaminantes que el plástico. O con envases que estén libres de polietileno, envases biodegradables o reciclables…

Pero no es la única manera de apostar por un vending más ecológico. En espacios públicos como por ejemplo universidades u hospitales colocar máquinas de reverse-vending (máquinas expendedoras capaces de recoger las latas de aluminio botellas y vasos de plástico a cambio de una cantidad), junto con las expendedoras de bebidas reduce el impacto de los residuos de los envases del vending y además incentiva el reciclaje. O por ejemplo, estando adheridos a Ecoembes, como Tareca Vending. Así nos aseguramos de cumplir con las obligaciones de reducción, reciclaje y valoración de residuos en nuestras instalaciones.

También controlar el consumo energético de las máquinas expendedoras es una manera de fomentar el vending ecológico. Por ejemplo, las máquinas de Tareca Vending  mantienen un consumo energético eficiente y respetuoso con el medio ambiente. Para ello utilizamos la tecnología disponible, como por ejemplo la tecnología LED que reduce de manera significativa el consumo de energía de nuestras máquinas de vending en Valencia.

Combinando la incorporación de productos ecológicos con buenas prácticas medioambientales en materia empresarial se consigue diseñar una estrategia de vending ecológico. Así se reducirá el impacto medioambiental del vending y además se amplía la oferta para llegar a un público cada vez más exigente y comprometido.

Tareca Vending

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies